sábado, 17 de septiembre de 2011

s.m.i.d.s.y.

O lo que es lo mismo "Sorry mate I didn't see you". (Perdona que no te he visto).

Seguro que muchos de los que vivís o habéis vivido en Reino Unido habréis visto las señales.

Esta famosa campaña se inició dado el alto número de accidentes de motoristas provocados por coches que, como bien dice la señal, no vieron la moto.

Como moteros el Galés y yo siempre tenemos mucho cuidado con los motoristas cuando vamos con el coche y, cuando vas en la moto, toda precaución es poca...

3 comentarios:

María dijo...

Hombre, yo entiendo que hay que tener cuidado y mirar dos veces y todo eso. Pero al mismo tiempo, yo ya me he llevado un par de sustos en los que las motos pasan al lado tuyo a una velocidad estúpida y siempre sorteando a los coches....

Si, los conductores de coches tendremos cuidado de intentar ver por donde vienen las motos, pero creo que las motos deberían respetar las normas de circulación un poquito más...

Te remito a una entrada de blog que escribí el año pasado:
http://www.marialachica.com/index.php/blogging/bike-think/

Elenita dijo...

Maria, de acuerdo contigo en que irresponsables los hay en moto, en coche y a pie.
No me referia a esos casos extremos, me referia a que, en general, para ver una moto hay que mirar dos veces y una gran parte de la gente no lo hace..

mortiziia dijo...

Lo mismo es válido para los ciclistas: hay irresponsabilidades por todas partes, pero la de los conductores de coche es, de todas, la que puede causar más daño. En Cambridge hay bastante cultura de bicicleta, y aún así yo me llevé varios sustos en los que no tuve absolutamente nada que ver. Los peores, un gracioso que sacó una mano por la ventana y me dio un grito por hacer la gracia (me caí contra el bordillo y me abrí una brecha en la pierna) y una prisas que se puso a adelantarme en un carril en obras (con señal de no adelantar a los ciclistas) - ésta casi se me lleva por delante, me tuve que tirar yo de lado contra las obras y arriesgarme a partirme algo por evitar un accidente grave. Esas cosas, que probablemente esos dos conductores no considerasen irresponsabilidades, a mí estuvieron a un pelo de matarme. Y lo de las rotondas es criminal, tanto contra ciclistas como contra moteros. Para muchos conductores es como si no existieran en las rotondas.