miércoles, 8 de febrero de 2012

Fe

No he tenido enseñanza religiosa como tal. Si, hice la comunión, como muchos de mi generación es una cosa que se hacia, creyeras o no. Pero también cambié las clases de religión por la de ética cuando curse el bachillerato.

Posiblemente sea esa la razón por la que no entiendo la fe, como sentimiento de alivio ante malos presagios o malas situaciones por las que se pasa. No entiendo como algo tan etéreo puede dar ese sentimiento de paz del que todos hablan.

Y, cuando la angustia aprieta en el fondo de la garganta y la desolación se hace visible me gustaría ser de esas personas que encuentran en la fe, la respuesta. Porque para mi no importa si han pasado tres semanas, seis años o veintisiete. Siempre duele cuando pienso en ti, en ti o en ti.

Y me pregunto si, realmente, el dolor se apaciguará algún día o tendré que seguir ignorando cualquier pensamiento, aunque sea feliz, que me recuerde que ya no tengo la oportunidad de seguir disfrutando de su compañía.

Seguiremos intentando buscar la paz...sin fe.

3 comentarios:

MISCELÁNEAS dijo...

Creo que esto de la fe es muy relativo ... sin quererlo un día tienes un problema y te aferras a una creencia sea religiosa o no y es cuando empiezas a tener fe en algo ... quizas la fe aparezca en tu vida el día menos pensando y te da un poco de paz espiritual y hacen que ciertas recuerdos duelan menos ... que conste que no soy demasiado creyente y poco o nada practicante. Besos y espero que encuentres pronto la paz que buscas.

Rojo. Bleu. Púrpura & Vert dijo...

La fé y la religión son cosas muy distintas y no tienen relación. La religión es aquello que busca re-ligar con lo universal y lo trascendente mientras que la fé es un salto ciego al abismo donde ni cabeza ni ciencia tienen control, es más en el momento en el que participan la fé desaparece.

En este mundo hay muchas personas de religión pero muy pocas de fé. Yo quisiera incluirme en la segunda categoría. Mi primer enfrentamiento con la fé siempre tiene relación con el auto-engañarse con motivos de una vida más llevadera, no obstante cuando percibo gente que vive con fé pareciera que la vida se les resuelve con más sentido aún en los momentos difíciles.

A todo esto y para cerrar el comentario creo que vale la pena preguntarse qué es lo que uno hace para construir su fé. Estoy segura es una decisión personal no un talento de unos cuantos.
Suerte!

Elenita dijo...

Hola Chica! No sabía que tu tenías un blog!!
Tan cerca que estamos y lo poco que nos vemos..:-D