martes, 30 de octubre de 2012

El nombre de la rosa

Otro de los clásicos. De las películas que hay que ver, por lo menos una vez en la vida. Película que ayuda a explicar como Mr. Sean Connery, pudo pasar de interpretar a 007 a un monje franciscano. Nada que ver, pero los dos papelones en toda regla.

No voy a mentir. El nombre de la rosa, no ha envejecido todo lo bien que debería, pero sigue siendo un clásico de misterio, con malos, buenos, monjes católicos...y sexo... ¿Sorprendidos?, Seguro que no.


Esta fue otra de las películas que Marcus no había visto, lo mismo que nos pasó con Heat, hace unas semanas...así que no me quedo otra que buscarla y reservar mas de dos horas para verla. Si, es un poco larga, pero sigue mereciendo la pena. :-D

Recomendadísima, y es que el buen cine, siempre merece la pena.

3 comentarios:

MISCELÁNEAS dijo...

A mi en su momento me gustó mucho, pero claro si la viera ahora quizas encontraría que ha perdido mucho .... aunque definitivamente es una peli "must".

minafog dijo...

La peli es preciosa, aunque ya me había leído el libro y ya se sabe lo que pasa con las adaptaciones, pero Sean Connery me encanta, y entonces se pueden pasar por alto algunas cosillas :)

Excess Baggage Mode dijo...

Yo tengo el recuerdo vivo de esta peli como "peliculón". Es de los pocas que si reponen en televisión no me importa volver a verla :D