viernes, 16 de noviembre de 2012

De bollos va el asunto.

Cuando vas a una visita rutinaria, como cada dos semanas, a ver a tu matrona y esta te pregunta: "¿De cuanto estas?".

Y tu le dices... de 36 semanas y cuatro días.

Y, cuando después de las preguntas rutinarias, tomarte la tensión, el pis en el bote, te tumbas para que te mida la panza y te la toque. Esta te dice:

"Uhhh, tal y como la tienes, tu no llegas a las cuarenta semanas. Veremos si llegas a la 38".

Y, por un lado te acojonas, porque no lo tienes todo preparado. Pero la parte egoista de tí dice... pues si el bollo esta hecho, que salga...que esto de estar embarazada no está mal, pero ya estoy cansada...Y si, se que suena muy egoista... pero la verdad es que en 2 días el bollo ya estará hecho del todo! :-D

4 comentarios:

Anna dijo...

Que ilusión!!! :))

Elenita dijo...

No te lo puedes ni imaginar... y es que se me está haciendo muyyyy largo. Teniendo en cuenta de que, allá por Semana Santa, que estábamos en Berlín ya sospechaba yo algo.. :-D

MISCELÁNEAS dijo...

Anda en nada vas a tenerlo contigo ...

mortiziia dijo...

Ya a punto de coméroslo, paciencia.