martes, 22 de febrero de 2011

Decepción cinéfila

Siguiendo con nuestras tradiciones hemos visto muchas películas de cine últimamente. En su mayoría quedamos encantados, pero hay ciertos casos que te esperas algo mas de lo que la película te da...

127 Hours (127 Horas). La archiconocida película que cuenta la historia real de un hombre al que se le queda atrapado el brazo con una roca y, finalmente se lo corta... Pues bien, la escena en la que se corta el brazo no podía ser mas desagradable y, el resto de la película no es mas que una sucesión de primer planos de el protagonista y un par de flashbacks...

My name is Khan (Me llamo Khan). Película que cuenta la historia de la vida de las familias indias o paquistanies musulmanas que residen en EEUU durante el ataque del 11S. Para completar la historia uno de los personajes padece aspargus, un tipo de autismo leve, y todo su afán es encontrarse con el presidente de Estados Unidos. La película es dulce, pero ya esta, se queda en dulce. Cae en mucho tópicos y, para ser una película de casi dos horas...no se aprovechan mucho.

1 comentario:

ipodgirl dijo...

Tomo nota... para no verlas jejeje
Besotes!