sábado, 14 de marzo de 2009

Historia de una reforma (XVII): La lucecita del estanque

Pues si, pues si, al famoso estanque del jardin le hemos puesto una luz.

No una luz cualquiera, no, no, no. Esta lampara tiene un panel solar en la parte superior que se carga durante el dia y se enciende cuando es de noche. Asi que ni pilas, ni enchufes ni gaitas varias...

Para mas detalles la luz es de color azul, que con el color verde de la grulla (o lo que quiera que sea el pajarraco) queda muy muy bien.

Dado mi pulso de anciana me ha sido imposible sacar una foto en la que no salga borroso, pero lo que si he dejado es la foto de la dichosa lamparita. :-)

8 comentarios:

Miriam dijo...

Dentro de poco es el jardín de versalles, entre la grulla y la luz... :-) Abrazos y buen viaje!

Introspectre dijo...

Parece mentira que aquí no aprovechemos más esa forma de energía, además de lo bonita que es la palabra "solar"... Ahora hace falta que publiques una foto con la luz encencida, ¡que yo quiero ver el efecto verdeazulado! :)

antonio dijo...

¡Qué gran idea! Luz azul, carga solar. Te quedará precioso.

Irene dijo...

Y, aún a riesgo de quedar como una completa idiota, pregunto yo: ¿Y los paneles solares son efectivos en zonas donde el sol brilla de uvas a peras? ¿Necesitan luz solar directa o vale si es filtrada por nubes? ¿Si llueve durante dos semanas no tienes luz en el estanque? Casi mejor que lo busco en Google, ¿no?

jabolka dijo...

Pero que casa más mona debeis tener no??? :) Detalles como este de la lucecita del estanque dicen mucho de vuestro gusto como decoradores, jjeje

ipodgirl dijo...

Lucecita ecológica... me gusta!!

Katrina Frkovich dijo...

Muy ecólogico y eficiente jejejeje

Lusika dijo...

Como mola... como dice Introspectre, ahora, a pesar de tu "pulso de ancianita" queremos una foto de noche!!! :)